Gracia Natural

Reconcíliate con tus rulos: 5 tips para cuidar tu cabello rizado.

Soy una fiel admiradora de las personas que dejan salir su autenticidad al 100%, bien sea con su actitud o con sus rasgos físicos.

Y para mí, el cabello rizado es símbolo de autenticidad. Por mucho tiempo, hemos crecido en una sociedad donde el cabello rizado era visto como algo desaliñado, rebelde y descuidado; y aunque la parte de rebelde es algo cierta, no quiere decir que esté destinado a ser un dolor de cabeza.

Desde niña tenía la afición de cambiar mi cabello a algo que no era, usaba todos estos productos (totalmente nocivos para mi cabello) con el simple propósito de cambiarlo. De hecho, estoy convencida que hay una etapa de mi vida en la que no hubo rulos, siempre estaba planchandolo para ocultarlos.

Hasta que pasó lo que (por suerte) siempre pasa en la vida; crecí no solo en cuerpo, sino también en mente, y descubrí que no me podía ocultar por siempre. Capaz esto era algo pequeño, solo mi cabello, pero en ese momento representaba algo mas grande para mí.

Representaba ser auténtica.



Pero luego, me venía un gran trabajo por delante: reconciliarme con mis rulos. Y no hablo solo de aceptarlos, sino también intentar revertir todo el daño que les había hecho en el pasado. Los productos que había usado y además, la falta de atención que les había dado.

Y como se que no solo yo he pasado por esto, me pareció una excelente oportunidad de compartir lo que he aprendido en este curioso camino de reconciliación.

Desenredar tu cabello rizado.

Si tienes el cabello rizado como yo, compartimos sentimientos a lo que “desenredar nuestro cabello” significa. Debemos desenredar nuestro cabello solo al momento de lavarlo, y te comento dos opciones que he usado hasta el momento, para evitar partir el cabello.

  1. Antes de bañarte, tomate un tiempo para desenredar tu cabello con tus dedos, usando unas gotitas de aceite de coco (o cualquier aceite beneficioso para tus rulos).
  2. En la ducha, desenreda tu cabello al momento de aplicarte el acondicionador. El acondicionador permite que los nudos salgan con mayor facilidad.

Nota: para no maltratar ni partir nuestros rulos, te recomiendo que uses cepillos o peines con púas anchas. En especial aquellos que son de madera, ya que ayudan a absorber y distribuir los aceites naturales de nuestro cabello.

Olvídate de las toallas al secar tu cabello rizado.

Para evitar tanto frizz en tus rulos, te recomiendo cambiar la toalla por una vieja camisa de algodón, o cualquiera otra prenda que sea de algodón. No necesitas frotar tu cabello, solo con apretar con suavidad tus rulos, será suficiente para eliminar el exceso de agua en tu cabello.

Luego, para secar tu cabello por completo te recomiendo dos cosas, déjalo suelto para que se seque de manera natural y evita el sol a toda costa al momento de secar tus rulos. Yo en lo personal intento lavar mi cabello en las tardes cuando no tengo planes para salir en la noche, para que mi cabello no tenga que ser expuesto a los rayos del sol.

El agua de romero.

Muchas veces buscamos soluciones en los lugares mas complicados, cuando la misma solución nos la da el lugar mas sencillo: la naturaleza.

El agua de romero se ha convertido en mi mejor aliado, además de fortalecer mi cabello y dejarle un aroma asombroso, es un gran estimulante para la circulación sanguínea de nuestro cuero cabelludo, lo que nos ayuda a crecer nuestros rulos.

¿Cómo usarlo?: aplica 6 ramitas de romero (sin remover el tallo) a una olla con 1L de agua; coloca a hervir el agua con las ramitas de romero y apaga la cocina cuando ya hayan pasado unos 3 minutos de haber empezado a hervir. Deja reposar tu agua de romero y viertela en envases de vidrio esterilizados.

Te recomiendo que lo conserves en la nevera y lo uses siempre que laves tu cabello. Después de aplicar el shampoo y acondicionador en tu cabello y ya estés lista para salir de la ducha, aplica el agua de romero (2 tazas aproximadamente) en tu cabello como ultima lavada.

Las mascarillas naturales: tus nuevas aliadas.

Si hay algo que nuestros rulos necesitan, es tiempo y cuidado. Las mascarillas naturales son una excelente alternativa para hidratar y nutrir nuestro cabello rizado, proteger nuestras puntas y permitir que este pueda crecer sano y brillante.

Mi mascarilla favorita en el momento es la de aguacate; con tan solo tomar unos trozos de aguacate que ya estén pasados y agregarle una cucharadita de tu aceite esencial favorito, es suficiente para darle un cariñito a tus rulos.

Te recomiendo usar esta mascarilla, o alguna de estas que me parecieron muy practicas, por lo menos una vez a la semana.

Usa una trenza suelta con frecuencia.

Muchas veces hacer una cola de caballo en nuestro cabello rizado es lo mas cómodo, lo que a veces no consideramos es la presión que ejercemos en nuestro cuero cabelludo, además de nuestros rulos en sí.

Las trenzas sueltas son una muy buena opción para estos casos. El cabello rizado es un tipo de cabello muy delicado, que se puede partir de nada y armándolo con una trenza suelta (sin colocar mucha presión) sería mucho mejor.

Te recomiendo usar este tipo de trenzas frecuentemente en el día, cuando quieras recoger tu cabello en mi opinión es la mejor. Para dormir también es excelente, así previenes maltratar tu cabello con el roce de la almohada.


Realmente espero que estos tips te ayuden a reconciliarte con tus rulos, así como yo lo he hecho con el mío. No te olvides de compartir con nosotras tus propias experiencias, y lo que has aprendido en este camino.

Isabella Covault

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *