Viajes & Minimalismo

¿Cómo construir un armario cápsula?

Sabes que cuando se trata de moda y estilo, lo importante es lo práctico. Así que cuando me entere de Caroline Rector y sus armarios capsula, quede interesada totalmente. ¿No has escuchado hablar sobre los armarios capsula? ¡Querrás tomar notas!

El termino fue acuñado por Susie Faux en los 70 para designarlo a un numero limitado de prendas que son esenciales y no pasan de moda. Hoy en dia muchas personas como Rector lo han intentado porque potencia su estilo y los ayuda a tomar mejores decisiones de compra.

Caroline comenzó su blog, Unfancy, como una forma de documentar su estilo minimalista: lleva solo 37 prendas de ropa durante tres meses consecutivos. (debemos tomar en cuenta los cambios de estación en su país, para los países tropicales como el mio, podría ser adaptable) Después de tres meses, ella elige nuevas piezas para agregar a su rotación. Esto no solo elimina por completo el estrés que genera la idea de qué ponerse, sino que también ahorra mucho dinero (¡no hay compras durante tres meses!) Y esto ha cambiado completamente su perspectiva de la vida.

¿Listo para inspirarte? Aquí esta cómo lo hizo Caroline.

Regla # 1:

Reduce la situación de tu ropa, en un pequeño armario cápsula de 37 piezas. Tus 37 piezas no deben incluir: ropa deportiva, joyas, accesorios, carteras/bolsos, trajes de baño, pijamas/ropa de descanso, ropa interior.

¿Por qué 37? Después de probar diferentes números, ella se decidió por 37 debido a cómo desglosó cada categoría. Por ejemplo, ella sabía que quería 9 pares de zapatos, 9 fondos (o la base, la parte de abajo de tu look) y 15 tops. Luego, los 4 restantes fueron suficientes para 2 vestidos y 2 chaquetas / abrigos.

Honestamente, si no te gusta tu situación actual con tu armario, el objetivo de esto es probar algo nuevo, no se trata de obsesionarse con un número. Si 37 no es lo tuyo, encuentra un número que sea adecuado para ti.

Regla # 2:

Usa solo estas 37 piezas por 3 meses, a lo que ella llama una temporada. Ella Divide sus temporadas así: Invierno (enero-marzo), primavera (abril-junio), verano (julio-septiembre), otoño (octubre-diciembre). Pero tu puedes adaptarlo al numero de meses que consideres adecuado (siempre teniendo en cuenta el estilo minimalista que quieres alcanzar).

Y recuerda, ya que los accesorios no están incluidos en tu armario cápsula, puedes mezclarlos como te dicte tu corazón.

Regla # 3:

Disfruta de tu armario cápsula y no vayas de compras durante esos 3 meses. No compres nada en absoluto. Es decir, hasta que llegues a la Regla # 4 …

Regla # 4:

Cuando llegues a la ultima semana de la temporada, planifica y compra las prendas que sustituirás para la próxima temporada.

Regla # 5:

Bueno, no es realmente una regla, ¡pero sigue siendo muy importante! La cantidad de ropa que compres para cada nueva temporada depende de ti, pero recuerda que este es un desafío minimalista. Entonces, menos es más, ¿ok? Dicho esto, el estilo debe ser divertido y elegir algunas piezas nuevas para la próxima temporada es la mejor parte.

Normalmente ella termina comprando entre 4-8 piezas nuevas por cada nueva temporada, tomando en cuenta las necesidades del clima y que si algo nuevo entra, algo viejo debe salir, ya sea donarlo o botarlo (depende de si durante la temporada, usandolo tanto termino rompiendose, deteriorandose, o algun accidente dañara la prenda).

Si eres de ese porcentaje de personas que desea tener un armario más ordenado, los armarios capsula son tu solución.


Hace unos tres años años mi mejor amigo compartió conmigo un libro llamado La Magia del orden por Marie Kondo, leyéndolo descubri que mi habitación carecía de orden y que todo ese espacio reflejaba mi interior, pero cuando comencé a practicar lo que recomendaban me encontré con una barrera gigante que eran esos sentimientos que tenia por todas mis cosas.


Me encontraba en esa incomoda situación en donde poseía mucha ropa y solo usaba el 20% de todo lo que tenia, pero tampoco podía deshacerme de ella porque estaba cargada de gran apego emocional.


¡Incluso tenia ropa nueva que nunca había usado! Y mi closet se veía desordenado, con definitivamente más de lo que podía soportar.
Comence con mi ropa, pero a diferencia de mi mejor amigo quien sus gavetas se veían en perfecto control, yo simplemente no pude cumplir el objetivo.


Y después de leer medio libro me rendí sin intentarlo. Pero es tiempo de retomarlo y empezar con este nuevo desafió para mi.

Mi plan es comenzar este challegen del armario capsula, pero claro, ir adaptándolo a mis posibilidades (por ejemplo me parece que en mi país las temporadas podrían durar un poco mas) Planeo documentarlo para contarles como me va.


¿Te apuntas? Deja un comentario para que podamos animarte a esta experiencia.

Mary González.

Recuerda que estamos aquí para aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *